sábado, 26 de enero de 2008

Las postales del Tío Suldyn 5 "Soy totalmente franchute"

Pues que me dan ganas de llegar a Québec por tren y que me me lanzo a la estación a por un boleto. Al llegar a la taquilla de Via Rail, me pongo a platicar con la encargada y pues resulta que ella había pasado sus últimas vacaciones en México y por lo mísmo tenía un buen concepto de todos los paisas (Nomás porque fue a Cancún, que si hubiera estado en el mero corazón del DF sería otro cantar). El viaje fue tranquilo y sin anéctdotas interesantes fuera de lo interesante que fue ver las vastas planicies nevadas entre Montreal y Québec y lo bello del Río St. Lawrence.

Al llegar, mis amigos Gracia y Cédric ya me estaban esperando y me dieron una cálida bienvenida. Inmediatamente me sugirieron dejar mi maleta en un locker de la estación para que pudiéramos movernos con mayor facilidad, lo cual fue una gran idea pues la caminata que nos esperaba hubiera resultado imposible con esa maletita ^_^.


-Vista de una de las "callecitas" cerca del Château Frontenac-

Al salir, comenzamos a charlar sobre el cómo veían ellos a la gente de Québec, pues yo tenía una impresión muy favorable de ellos. Me comentaron que ellos los percibían como personas muy amables que, sin embargo tenían varias particularidades que detallo a continuación:

1.- No sólo estaban muy orgullosos de su origen como colonia francesa y de su cultura europea, que se dejaba ver desde la mísma construcción de sus edificios y la planeación de su ciudad, si no que también se sentían MUY franceses. Ok, esto último podría sonar exagerado, pero entonces recordé que era el buen Cédric quien me lo decía y EL ES FRANCÉS. Para que se den una idea, Cederico me comentó: "De verdad, se sienten más franceses que los mísmos franceses. Si te das cuenta los letreros de ALTO dicen ARRET y esa es una palabra muy de la cultura de mi país, tanto que NI NOSOTROS LA USAMOS". ¡Órale!

2.- Su vida es muy tranquila, tanto que en ocasiones exageran ante las "crisis". "Un niño se perdió en mi trabajo - Continuaba Cédric- y seguramente estaba simplemente recorriendo el edificio, pero todos en la oficina hicieron una crisi mundial de la situación y a cuando ya estaban a punto de llamar a la guardia nacional, el pequeño apareció pues efectivamente sólo había ido al baño". Okeey.

3.- ¡Indépendance pour Québec! (No me acuerdo si en francés se usan los dos signos de admiración). Han habido intentos de independencia de Québec, pero económicamente no les combiene, pero su espíritu revolucionario los hace buscar causas por las cuales luchar. . . aunque en ocasiones no lo ameriten. Otra anécdota del buen Cédric: "Las escuelas son caras, imagínate que un año cuesta alrededor de $10,000 CAN y nadie se queja realmente, pero hace poco querían subir unos $100 CAN la inscripción y la gente casi hacía guerra civíl. Es como si dijeran ¡Vamos a luchar por una causa! ¿Por cuál? ¡Que importa!". Eso fue divertido y objeto de varias bromas.

Lo anterior fue únicamente el punto de vista de un par de amigos y no expresa necesariamente la verdad absoluta (Si lo dijera yo otra cosa sería, pero como no...) Así que no lo tomen mas que como relatos graciosos.

Nuestra caminata nos llevó al centro histórico de Québec, que fue bastante padre pues en efecto me sentía como si hubiera atravesado el océano y me hallara en el viejo continente. Edificios hermosos como el Hotel Château Frontenac hacian que faltaran ojos para admirar la belleza del lugar. Las pequeñas callecitas y los carros jalados por caballos dotaban de verdadera magia al lugar.

A la hora de comer nos lanzamos al Pub St. Patrick que tiene un look irlandés bien chido. CUANDO VAYAN A QUÉBEC NO DEJEN DE VISITAR EL ST PATRICK. La verdad es que es un Pub bien chido y con una cerveza bastante buena, ¡y que decír de las hamburguesas!


-Comiendo en el St. Patrick-

Tras la comida visitamos algunas tiendas del centro entre las que estaba una de accesorios de ornato medieval bien chidos. No sólo habían las clásicas espadas imitación de los diseños famosos que también aquí se pueden encontrar en Santa Fé, si no cotas de malla y vestimenta bien fregona que para eventos de disfraces harían de cualquiera la envidia de los asistentes.


-Un bello edificio del centro-

Los recorridos terminaron temprano pues comenzó una nevada pero el ambiente duró varias horas más en el depa de Gracia y Cédric. ¡Cómo extrañaba a mi querida Gengar y de igual manera ya no me acordaba de lo bien que me llevo con Cederico! Compañía de primera para una ciudad hermosa. Ahora que lo pienso, de verdad que Canadá me hizo sentir muy a gusto en ese aspecto pues tanto el buen Keita en Toronto, como Gracia y Cédric fueron MAGNÍFICOS anfitriones.


-¡Eso es una estación del tren!-

¿Recuerdan la nevada de la que hablé páginas arriba? Pues resulta que casi nos cuesta la vida el día siguiente pero esa historia será contada en otro lugar y... Mmhh, se me antojó la cerveza del St- Patrick.



Stay Zombie!!

5 comentarios:

Ivan >_ dijo...

yo aun no voy a quebec.... quiero ir, pero cuando haga calor, ejjje, asi q hasta verano =Z
por cierto , ahi viendo los videos, jejejejeje, esa tormenta de nieve ....
no se ve nadaaaaa
jajajajajajaja
pero bueno

Kitsune dijo...

Esos Quebecoi y su ideas bizarras sobre la vida... Lo sé, aquí tenemos que agunatar a un par varias veces al año...
(no me oyó mi mamá, vdd?)
*mira con temor hacia todos lados*

Lord Kevin Lomax dijo...

No pos que chido se la pasó, felicidades! Afortunadamente no tuvieron que amputarle ningun meñique, por congelamiento, jejeje.

la Hija del Don dijo...

Que hermosas fotos!
"cota de malla" recorde taaaanto a Frodo y su cota de mithril o como sea que se escriba jajaja

Saludos

Suldyn dijo...

-Keita: Si, por lo mismo pensaba no ponerlo en el siguiente post. Tristemtente salió muy oscuro pero... viéndolo por otro lado como que dá mas la sensación de "video de desastre".

-Kit: Te van a correr de tu casa, mejor no digas esas cosas =P

-Lomax: Maestro, me cae que usté nomás hace copy/paste en todos mis post de las vacaciones =P

-Hija del don: efectivamente es mithril. En una de esas y se podía encontrar alguna por allá.