lunes, 3 de mayo de 2010

Fallout 3



De los creadores de The Elder Scrolls IV: Oblivion, llegó hace año y medio (si no mal recuerdo) este videojuego que traía una gran fama tras de si gracias a sus anteriores entregas en los ordenadores (anda tío!). Si bien yo lo adquirí en diciembre de 2008, no fue si no hasta este año que lo pude jugar, mientras a mi alrededor se arremolinaban alabanzas para el título que hacían que se me quemaran las habas por probarlo.

De inicio el juego nos situa en un mundo post-apocaliptico que fue el resultado de la "gran guerra de 2077" y que sin embargo guarda un peculiar atractivo, pues no se trata de un futuro que siguiera tal cual el desarrollo tecnológico y cultural que tenemos hoy en día y que se viera sorprendido por un desastroso conflicto mundial, pues en la realidad alterna del juego dicho futuro es como los habitantes de mediados del siglo pasado se imaginaban que sería. Me explico, en el juego encontramos arte, peinados e ideas de 1950 con toques futuristas.

Pasando al juego, a pesar de ser tan similar a Oblivion, juego que amo con todo mi coraçao, está lleno de diferencias que me hicieron batallar. Al comienzo del juego, la dificultad del mismo y lo terriblemente hostil del mundo me hicieron batallar terriblemente, el setting no es de mis favoritos pues el tema post-apocaliptico nunca me ha fascinado y lo lento que se desarrollaba todo me estaba volviendo loco. Afortunadamente, la perseverancia del buen Suldyn se impuso una vez más y poco a poco mi personaje se fue (literalmente) ganando el respeto de todos en el mundo del juego.

Cientos de cosas por hacer, personajes que conocer y lugares por visitar es lo que se puede esperar de todo juego de este estilo, eso es lo normal, pero el cómo vives la aventura es lo verdaderamente interesante. En mi caso no experimento mucho, me gusta jugar con personajes que son carismáticos y con un buen nivel de diplomacia para solucionar conflictos dialogando, pero que cuando se necesita luchar para sobrevivir o proteger, lo hacen sigilosa y letalmente. Simplemente adoro jugar así y Fallout 3 me permitió meterme en mi personaje tan agradablemente que me pasé horas y horas en ese mundo post-apocaliptico que originalmente detesté.

Me divertí muchísimo ayudando a los pobres sobrevivientes del holocausto, combatiendo a las criaturas hostiles y enfrentando a aquellos que trataban de perjudicar a terceros. Como ejemplo, mi personaje odio con toda su alma el tema de la esclavitud en el juego, y tras ayudar a un grupo de esclavos a encontrar un lugar donde pudieran tener refugio y un nuevo comienzo, se encargó de inicar una guerra personal contra todo esclavista en el juego. Conflicto que terminó con el asalto a Paradise Falls, el centro de comercio con humanos más grande de Fallout 3.



El estudio Bethesda creó un gran juego y soy testigo de ello. Personalmente sigo prefiriendo Oblivion, pero eso no significa que Fallout sea inferior, de hecho supera a mi favorito en muchas cosas, pero aquí hablo de gusto personal.

Si algún día tienen la oportunidad de jugar Fallout 3, háganlo pues se divertirán muchísimo y ahora tiene un precio mucho más accesible, incluso su versión de Juego del Año, con todo y las expansiones incluídas.

Visiten Capital Wasteland, será un viaje que jamás olvidarán!

6 comentarios:

Arc dijo...

Tu y yo jugamos muy similar en los aspectos de alta diplomacia y que yo también (tanto mi personaje como en la vida real) tengo un alto repudio / incompatibilidad con la esclavitud!

Las cosas que uno llega a conocer de otra persona al jugar con ella y/o comparar estilos de juego.

Stay Free!

-Arc

Suldyn dijo...

Mira que le comentaba hoy al Pei que ese rasgo de diplomacia me encanta. De hecho uno de los momentos que recuerdo con más cariño, aunque de otro juego, es al final de Mass Effect al dialogar con Saren y (sin ánimo de espoilear a nadie) hacerlo recuperar su orgullo de Spectre.

Master Pei dijo...

Diplomacy FTW! A mí también me gusta hacer personajes que puedan resolver conflictos de esa forma. Y algo que me encanta de los videojuegos RPGs (a diferencia de los RPGs de character sheet, onda D&D, Vampire y esos) es que realmente te puedes hacer un personaje que pueda ser diplomático Y buen guerrero, cosa que por ejemplo en Vampire cuesta mucho trabajo lograr porque o eres una cosa o eres la otra.

Me alegra que hayas jugado ya Fallout 3 en su totalidad, compadre. Hay algo que quiero mencionar sobre este juego (y otros tantos del estilo) en mi serie de post Things only videogames can do, así que estate al tanto a ver qué te parece.

Un abrazo!

Alonzo dijo...

Saludos desde Barcelona :D
es que me acorde de mis amigos

Carlos Morán dijo...

Awww, acaso soy el único Muchkin de la party?

curioso que comentes Fallout 3, juego que acabo de empezar a jugar hace un par de semanas.
Mi problema es que, al iguel que con oblivion, me pierdo entre tanto quest, y toda la libertad que tienes para explorar el mundo. Digo es chido, pero como que al principio me agobia.

Todo fuera como Lunar, Xenogears o Final Fantasy. con un principio que te lleva más a adaptarte al juego, y leugo ya te dejan explorar el resto del mundo.
Francamente extraño los viejos RPGs.

No sé uqe tal esté la historia de Fallout, ya que apenas salí de la 'Vaul 101' y todavía no se ni ke pex con mi vida (o las del personaje, al menos)... espero que después se ponga mejor el asunto.

Por cierto mi buen suldyn, como fue que te hiciste de un Xbox allá en las canadias?

Un abrazotote! a ver si nos vemos la el domingo, va?

Master Pei dijo...

Kumo, you're doing it wrong! No estás leyendo un libro en donde el protagonista y sus acciones y palabras están definidos por el autor. En RPGs como Oblivion o Fallout 3 o Dragon Age: Origins lo que te piden es que TÚ seas el protagonista. Por eso toda esa libertad en cuanto a personalización del personaje, las respuestas que quieres dar a lo que los NPCs te pregunten, incluso la libertad de ser un cabrón que mata por matar o un honorable guerrero que ayuda incluso a liberar a los esclavos.

Lo maravilloso de estos juegos es que no eres ni Squall ni Alex ni Chuchito: aquí la idea es que eres tú y las elecciones que tomas son las que tú tomarías, no las que Tidus tomaría ni las que Fei tomaría ni las que Miguelito tomaría.

Ah, sorry, pero estoy muy clavado precisamente con estos temas. Por un lado los JRPGs como que ya chole, más que nada porque están estancados y no salen de la misma cosa, de personajes que han usado 20 millones de veces ya, de juegos que se están quedado con gameplay arcaicos y aburridos. Case in point: FFXIII.

Kumo, si tienes Fallout 3 dale chance un poco más, pero sobre todo juégalo no pensando que eres un personaje creado por alguien más ni quieras ver qué onda con su vida; juégalo pensando que eres tú en esa situación en particular. ¿Qué vas a hacer para sobrevivir? ¿Le darás agua potable a ese pobre hombre de por sí intoxicado por la radiación, o mejor te la quedas para ti? Es tu historia, Kumo. Es tu elección.