jueves, 28 de febrero de 2008

Primer Campeonato Internacional de Risk

El pasado domingo tomó lugar un evento sobresaliente, varias naciones fueron convocadas para armar sus ejércitos y trasladarlos hacia el campo de batalla. No todas aceptaron el reto, pero aquellos que se dieron cita en el terreno de batalla denomidano "frijol", combatieron como si la libertad de su país dependiera de ellos.

¿De que diablos estoy hablando? Presten atención a la crónica.

Hace semanas varios individuos que, sabía yo, estarían interesados, recibieron en su correo electrónico una invitación para participar en algo llamado "Primer Campeonato Internacional de Risk". Los convocados debían ser capaces de soportar una tarde EXCLUSIVAMENTE jugando Risk y de representar un país en partícular. La invitación llegó junto a la siguiente imagen:



Kumo lucharía por España, Guido por la República Checa, Napo por Oaxaca (Sip, aquí empieza lo loco), El Panda por China, su servilleta por Canadá (Aunque mi educación de tercer mundo le sea indigna =P), y el resto de mis amigos (Jose Carlos y las bellas Gaby y Rox) a naciones de cuyo nombre no puedo acordarme.

Tras semanas de planeación, la fecha del domingo 24 de febrero quedó como la indicada. El buen Guido aceptó hospedar la batalla en su casa cerca de la calle "frijol".

Dicho día, los participantes nos cubrimos mentalmente con las banderas de las naciones que representamos y, tras organizarnos en dos mesas,la guerra estalló.


-Toda la banda del campeonato-




-Alguien ofreció demasiados "consejos" ^-

Las primeras balas cruzaron el aire, los continentes tuvieron dueño y las alianzas se forjaron. Pronto comenzaron a haber calificados a la gran final.

Tras comer un par de pollos rostizados, cuatro pizzas y fusilarnos con más albures que los que pueden desatarse en un juego de billar de esos a los que sólo van los vagos de las colonias, nos preparamos para jugar la temible final.



-El mundo durante la guerra-

El conflicto mundial definitivo tuvo altibajos, algunas posiciones fueron muy difíciles de defender, continentes enteros cambiaron frecuentemente de dueño, la sangre corrió como ríos, batallones completos fueron enviados brutalmente a su muerte y los latidos del corazón se elevaban a ritmos insospechados. El tiempo pasaba y el cansancio comenzaba a cobrar sus víctimas, por lo que el final de tan emotivo combate apareció. Al firmarse el emotivo armisticio, sólo un nombre se vislumbraba en frente a la oración que rezaba "concedemos nuestra rendición incondicional al comandante...", sólo un nombre pudo alzarse por sobre siete valerosos guerreros, sólo un nombre, sólo Suldyn.



-El Suldyn posando con las bellas edecanes ^^-

Stay Zombie!!!

2 comentarios:

Kitsune dijo...

Frijol... todo mundo ha hecho mofa de esa calle alguna vez, vdd? (btw, qué chico es Puebluca)


Nenes, en serio, consíganse una vida...
:P
(ok, nunca me han hecho caso ni lo harán...)

THOR dijo...

Felicidades Suldyn, hace muchos años era apasioando de éste juego, pero después se me quitó, al oir tu crónica hiciste que recordara esos ayeres. En hora buena General Suldyn