jueves, 19 de abril de 2007

Ikiru


Vivir. . .
Los que me conocen saben que me gusta mucho la animación "Las aventuras de Fly". En dicha serie apareció un personaje con el cual me identifico en algunos aspectos: Freezard, el general de las llamas de hielo si no mal recuerdo el nombre de su tropa. Este monstruo creado con magia tenía un periodo muy corto de vida y su única meta era conseguir la mayor cantidad de logros posibles. Esa sería su manera de trascender y dejar su huella en el mundo. El objetivo de Freezard era destruir por su cuenta y a como diéra lugar a los héroes que habían osado desafiar al gran Rey del mal Vearn y con ello adjudicarse un logro que lo inmortalizara.



¿Porqué me identifico con un personaje ficticio que era cobarde, despiadado y maquiavelico? Bueno, estos no son los aspectos que comparto con él si no el hecho de que me gusta reunir experiencias y logros a lo largo de mi vida. Muchas veces me he imaginado platicar con mis nietos sobre lo que hacía de jóven y las hazañas que conseguí. Cada logro que consiguo lo guardo en mi corazón como una medalla que siento enriquece mi vida y aunque suene vanal . . .me hace sentirme vivo.

Cuando hice rapel superando mi pavor a la altura que enfrenté, las veces que he hecho llorar a la gente al leerles mi cuento "Un último consejo", el haber sido catalogado como el mejor alumno de Artspot durante el ensayo del examen de 2002 y la subsecuente inasistencia a la puesta en escena debido a la nieve, haber sido corresponsal de radio y poder cubrir los entrenamientos y partidos del C.D. Toluca, haber podido completar la caminata de Tenango a Malinalco. Muchas vivencias que enriquecen una existencia que es bella por sí misma, tantas que necesitaré cientos de post para relatar. Muchas medallas para este general que si bien no sirve al Rey Vearn, si disfruta cada victoria como si fuera la definitiva.

¿Ustedes coleccionan sus propias medallas?

8 comentarios:

Lord Kevin Lomax dijo...

¿Y qué es la vida sino la suma de nuestras acciones? Al final lo que queda son las experiencias. Y que mejor que coleccionarlas. ¡Adelante!

Raven dijo...

Yo colecciono cicatrices... Soy del club de la cicatriz. Las llevo todas con orgullo como se llevarían las medallas.

Master Pei dijo...

Yo tardé bastante en lograr un sueño largamente anhelado, pero como diría Cohelo en El Alquimista: estoy agradecido que me tomara x número de años y no x + 10 años.

Lo mejor es que no ha sido uno, sino varios los sueños que he conectado como en combo videojueguero. Sí, mis sueños cumplidos son mis medallas.

~Alos~ dijo...

Pues si, cada quien colecciona los triunfos y logros que han sido inspirado por sus sueños. Ya me dio curiosidad... cuando nos lees "Un último consejo"??

Kitsune dijo...

@Mel, cicatrices de batala!!! Son la neta y dan personalidad

~Alos~ dijo...

@Kitsune... ummm... depende donde tengas las cicatrices! *thinks*...... >.>

Mona εїз dijo...

Yo tmb apoyo a Mel.. Jeje.

Saludos, Pequeño! le mando un abrazo JUERTE JUERTE!

Raven dijo...

Las verdaderas cicatrices de batalla se llevan en el Alma, y nos hacen ser más grandes, no a la vista de los demás, sino a la de nosotros mismos. Si ustedes ven mi alma, verán las cicatrices...
Kit: Claro que las cicatrices son chidas y dan personalidad, nomás venos!